optimizar-imagenes-seo

A todos nos gusta mantener un diseño atractivo en nuestra web. Sin duda, las imágenes forman un papel fundamental en el diseño y la estética del sitio y por supuesto nos ayudan a complementar el contenido. También hace que la lectura sea más amena para el usuario. Nos sirve para romper la monotonía del lector y evitar bloques de texto muy extenso que a la mayoría nos da pereza leer nada más verlo.

Si además vendes un producto o prestas un servicio, sin duda, una buena imagen vende en ocasiones más, que mil palabras, pero lo que quizás no sepas es que las imágenes, también se posicionan en Google y a su vez, también pueden ayudar en su medida a posicional una página, un post o un producto.

Para ello, es una muy buena práctica SEO optimizar las imágenes para el buscador.  A continuación, te voy a dar algunas claves imprescindibles y que deberías tener en cuenta.

Pon nombre a las imágenes

Muchas veces tenemos la mala costumbre de no nombrar los archivos de las imágenes y en ocasiones las subimos a la web con nombres del tipo “DSC0068325.jpg” o “IMG8342.png” y eso a Google, no le dice nada. Aprovecha el nombre del archivo de la imagen, para poner la palabra clave que estas intentando posicionar.

Por ejemplo… si estas escribiendo algo sobre una camisa azul, antes de subirla, podrías renombrar la imagen y que fuese algo así “camisa-azul.jpg”.

También es importante que el nombre de la imagen sea todo en minúsculas, no utilices caracteres extraños como la Ñ, ni tildes o acentos y sustituye los espacios por guiones. Ten en cuenta que ese nombre que le asignes, formará parte de la url de la imagen.

Utiliza el atributo alt

El atributo alt, significa alternativo. En un principio, al igual que el nombre de la imagen, no será visible para el usuario y digo en un principio, porque lo que hace este atributo es que, en caso de que no encuentre la imagen o por algún motivo no cargue bien, mostrará un texto alternativo. Es decir, el texto que hayas puesto en el atributo alt de la imagen.

Este atributo, no solo es importante en caso de no cargue la imagen y muestre un texto alternativo. Tienes que tener en mente, que lo que ven los robots de Google en tu sitio web es el código fuente de la página. A día de hoy, aún no es capaz de distinguir y saber el contenido de la imagen. Una forma de que Google pueda saber de qué trata la fotografía, es por el nombre del archivo y leyendo el atributo alt. Así lo indica el propio Google en sus directrices para webmaster.

Qué duda cabe, que debes aprovechar este atributo, para poner una breve descripción de la imagen  y de paso, que contenga las palabras claves que pretendas posicionar. En este atrubuto, a diferencia del nombre del archivo, si podes escribir mayúsculas, minúsculas, caracteres como la Ñ o acentos si es necesario. Ten en cuenta que este texto, si puedría ser visible ocasionalmente para el usuario en algún momento.

Asigna un título a la imagen

Aún que Google no dice nada a cerca de el atributo title, no está de más reforzar la imagen con un titulo descriptivo. El texto que pongas en el, será visible cuando el usuario pase el ratón por encima de la imagen.

Si la imagen a su vez, es un enlace, una buena práctica a nivel de usabilidad, seria hacer una llamada a la acción en el título, para que el usuario vea que va a pasar si hace clic en ella.

Optimizar el peso de las imágenes

Ten muy presente, que uno de los factores que más relevancia está ganando para Google, es la velocidad de carga de la página. Sin duda, para mejorar la velocidad de tu sitio web, es de vital importancia. Aquí ya también entra en juego el rendimiento de tu servidor web y muchos otros factores, pero eso ya es otro tema del que podríamos hablar durante horas. Como no quiero desviarme del tema principal, si te interesa, puedes leer este post, donde te explico que es según mi opinión y mi experiencia, cómo escoger un buen hosting.

Volviendo al hilo del post, te aseguro que una imagen excesivamente pesada, sin duda, ralentizará mucho la velocidad de carga de la página. Eso no sólo no es bueno para el posicionamiento en Google, si no que a nadie le gusta navegar por una web lenta y que tarda demasiado en cargar.

Para evitar esto, primero adapta el tamaño de la imagen al contenido donde va a ir. Si por ejemplo,  va a ir en un banner que hace 250X400 px, no es necesario poner una de 3500X2200 px.

A demás de optimizar el tamaño de la imagen, una técnica que nos permitirá reducir enormemente el peso del archivo, es comprimir la imagen. Al comprimir la imagen, va a perder algo de calidad, pero a no ser que esa imagen tenga que ser impresa en papel, vista desde una pantalla es inapreciable.

Para la compresión de las imágenes, yo suelo utilizar una herramienta online llamada TimyPNG. Aún que por el nombre pueda parecer que solo sirve para imágenes en formato .png, lo cierto es que también funciona para imágenes en formato .jpg con la misma eficacia. Puede llegar a reducir fácilmente el peso de la imagen en un 70% o 80% y eso en una web, si además tienes varias imágenes, se nota mucho.

Y estos son los 4 puntos clave que deberías tener en quanta para el SEO de tus imágenes e indirectamente para tu página web y sacarles el máximo provecho.  Espero que te sirva de ayuda.

Si crees que me he dejado alguna, que es probable, por favor, compártelo con nosotros en los comentarios.

Compartir
Artículo anteriorCoworking: la revolución en el trabajo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 3 =